El pasado día 13 de Julio, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) contesta a través de su sentencia C-265/22 a las cinco cuestiones prejudiciales planteadas por una magistrada mallorquina en relación el controvertido índice de referencia IRPH.

Tras meses de incertidumbre jurídica y sentencias contradictorias en torno a la nulidad de esta controvertida cláusula el TJUE establece en la mencionada sentencia unas pautas interpretativas para actuar ante este tipo de controversias.

Lo que ha reiterado una vez más el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su doctrina es que lo que realmente considera importante para declarar o no esta cláusula como abusiva y por consiguiente nula, es que se hubiera facilitado al consumidor una información suficiente como para llegar a comprender el funcionamiento del modo de cálculo de IRPH y poder así comprender las diferencias que este presentaba frente a otros índices de referencia, principalmente frente al EURIBOR.

En la sentencia emitida por el TJUE, se insta a los jueces españoles a tener en consideración que para ¨apreciar la transparencia y el carácter eventualmente abusivo de la cláusula¨ se necesita aplicar al IRPH un diferencial negativo a fin de igualar el tipo de interés del mercado.

Establece este órgano que habrá que comprobar en cada caso si se ha informado correctamente al consumidor para poder valorar y en su caso castigar la abusividad de las cláusulas que así sean consideradas.

Bien es cierto, que el TJUE nos está dando unas pautas que pueden servir de base para declarar nulo el índice del IRPH, pero no declara de forma expresa la abusividad de la cláusula en sí, sino que dependerá de la información suministrada en cada caso.

El Tribunal Europeo, en su línea de defensa de los consumidores, pone ahora la atención en la información a la hora de la comercialización de la hipoteca, sobre la necesidad de aplicación de un diferencial negativo al IRPH para compararla adecuadamente con otros índices, lo que presumimos que no hicieron el 95% de los bancos. De cualquier forma, vista la interpretación en favor de la banca que el Tribunal Supremo español ha hecho tras otras esperanzadoras sentencias del TJUE, parece prudente esperar al pronunciamiento de nuestro Alto Tribunal con la esperanza de que no ofrezca nuevamente una vía de escape a los bancos.

Consúltanos sin compromiso, te responderemos en un máximo de 48 horas

error: Content is protected !!